archivo

Comics

Las películas de superhéroes están de moda y no cabe duda de ello, dejando un lado lo arrasador de The Avengers (que ya ha roto varios récords de taquilla), tenemos todas las que han salido en los últimos años (Thor, Captain America, X-Men, Batman The Dark Knight), y todas las que están por salir (Superman, Iron Man 3, Dark Knight Rises, etcétera), todas ellas por lo general grandes superproducciones y llenas de efectos especiales. Sin embargo hay una película, que sin tener los grandes efectos de todas las anteriores, o sin tener grandes despliegues de superpoderes, simplemente me fascino: Unbreakable.

**SPOILERS**

Unbreakable es una película que apareció en el año 2000, dirigida por M. Night Shyamalan, y protagonizada por Bruce Willis y por Nick Fury, quiero decir, por Samuel L. Jackson.

Elijah Price (Jackson) es un niño nacido con osteogénesis imperfecta, una rara enfermedad que hace que sus huesos sean muy frágiles, al punto que se rompen con casi cualquier cosa. No pudiendo jugar como los niños de su edad, comienza a interesarse gracias a su madre en los cómics y los superhéroes que los habitan; es leyendo estas historias precisamente, que llega a la conclusión de que si el es tan frágil que literalmente se rompe, debe existir alguien en el mundo que sea lo opuesto a el, irrompible.

Años después nos encontramos a David Dunn (Willis), un guardia de seguridad hastiado de lo que su vida se ha transformado, pues a causa de una lesión en un accidente automovilístico, abandono una prometedora carrera en el fútbol americano y se caso con su actual esposa; pero su matrimonio no está precisamente pasando por el mejor momento. Mientras viaja de regreso por tren de Nueva York, se ve envuelto en un terrible accidente que ocasiona la muerte de todos los pasajeros abordo, menos de él, y que asombrosamente no tiene un sólo rasguño. Es así como los caminos de Elijah y David se cruzan, pues Elijah a raíz del accidente intenta convencer a David de que el es en verdad lo que podríamos llamar un superhéroe.

No se preocupen, no les he contado más allá de los primeros 15 minutos de la película.

Unbreakable es una película interesante aunque sin rayar en lo increíble. Willis un actor del que disfruto mucho, nos brinda una actuación muy buena, si bien un tanto pausada. Su personaje David no alcanza a comprender lo que ha pasado, y poco a poco va alcanzando la paz consigo mismo, y comienza a mirar más allá, abriendo sus ojos a posibilidades que nunca se le habían ocurrido, todo gracias a la guía de Jackson.

Shyamalan tenía todos los reflectores tras de sí después de “El Sexto Sentido”, todo Hollywood pendiente de lo que iba a realizar tras finalizar esa película, y gran parte de ellos se sintieron decepcionados cuando Unbreakable salió. Sí bien probablemente esta película no pueda vivir más que a la sombra de su predecesora, la considero bastante buena, pues sin tener espectaculares batallas en las que se juegue el destino del universo, me pareció bastante entretenida, y nos brinda otra cara a los superhéroes que estamos acostumbrados.

Disfrute en especial sus paralelismos con los cómics, que no planeo arruinar y espero que vean y descubran por sí mismos. Para una tarde lluviosa en la que no tengan nada que hacer, los invito a disfrutar de esta película, ya sea solos o acompañados, y disfrutarla como se merece.

Anuncios

Me encanta leer cómics, es un hobbie que disfruto en mayor y menor medida dependiendo lo que lea; no me considero un conocedor cual estereotipo del geek o nerd estadounidense, pero si creo saber un poco de ellos, esto ocasiona que no pueda evitar el comparar las películas que tanto Marvel como DC han ido sacando estos últimos años de sus superheroes más emblemáticos, y en Marvel poco puede ser tan emblemático fuera de Spider-Man y Los Cuatro Fantásticos, como The Avengers.

**SPOILERS**

Antes de continuar debo advertir que esta vez probablemente pondré muchos spoilers, pues no puedo evitarlo. ¿Aún quieren continuar leyendo? Perfecto.

Llevo ya algunos años esperando esta película, no sin bastante recelo debo decirlo, por lo general las adaptaciones de cómics o videojuegos no suelen vivir a las expectativas que les tenemos, así que prefiero mantener mis esperanzas por lo bajo antes de ver cualquiera de ellas. Marvel ha tenido sus aciertos y sus desatinos, la primer película de Spider-Man, bastante buena, la segunda mala, la tercera asquerosamente pésima. Fantastic 4, primera decente, segunda terrible. Hombres X, primera buena, segunda regular, tercera mala, First Class regular. Y así podemos continuar con varias, así que mientras estaba emocionado por la película gracias a los trailers que se habían publicado, a la vez sabía que no debía esperar mucho.

Ya imaginaba parte del argumento gracias a la película de Thor hace un año, era obvia hasta cierto punto, la aparición de un cubo cósmico para The Avengers, pero no pude evitar sentirme decepcionado cuando supe que Loki sería el villano en turno, acompañado de una raza extraterrestre. No me lo tomen a mal, Loki se basta y sobra para ser por si mismo un enemigo temible a The Avengers en el cómic, pero imaginaba que tratarían de lucirse un poco más para la película (yo quería ver a Beyonder por ejemplo). Mi primer duda era sobre esa misteriosa raza extraterrestre que aparecía, serán los Skrull, los Kree, o a quienes comandará Loki; de ser cualquiera de las anteriores ya tenía mis primeros argumentos en contra con sólo ver los trailers.

Un arranque muy fuerte y mucha acción es lo primero que nos encontramos al empezar la película. Un comienzo que por si mismo nos mantiene al pendiente de lo que esta por suceder el resto de la película, y que al poco tiempo nos revela la misteriosa raza que invadirá nuestro planeta, los Chitauri. Una raza virtualmente desconocida, los Skrull del universo ultimate, y que fuera de ahí y un par de películas animadas, nadie sabe mucho de ella, la mejor apuesta en este caso. Es más que bien sabido que no puedes complacer a todos los fans al adaptar algo, así que para evitar riesgos tomaron la sabia decisión de utilizar a unos personajes casi desconocidos y por los que casi nadie objetaría.

Una brillante introducción a los personajes, y el como se reunieron, que no desaprovecha el tiempo destinado a ello, y que nos brinda un poco del trasfondo sobre lo que han hecho entre sus películas y esta. Finalmente con el equipo reunido comienzan los problemas, la semilla de la discordia esta presente, y los egos de los participantes parece que van a destruir la agrupación, y es que yo me preguntaba cómo le harían para explicar en el tiempo que una película te brinda, una manera convincente de que acepten trabajar juntos estos personajes, en el cómic es más sencillo y tienes mucho de donde agarrar, aquí no sería trabajo fácil, y sin embargo crearon una explicación que sin ser la mejor, es lo suficientemente buena como para tragársela.

¿Otro punto fuerte? El humor. Detesto el humor “fácil” por llamarlo así, el humor bobo y que a mi en lo particular no me causa gracia; películas como Transformers en todas sus entregas, abusan de este tipo de humor y me hicieron odiarlas, temía encontrarme con esto en The Avengers, pero afortunadamente no fue así. Un humor que sigue lo que los personajes representan, que no les da atributos que no hayamos visto, y que juega con ellos; que en conversaciones cualesquiera pueden meter tres lineas que sean graciosas, sin que por ello se pierda el tono de lo que pasa en el fondo. En especial algunas que involucran a Hulk, que son geniales.

Lo mejor de la película sin embargo, no son el carisma de los personajes, las escenas de acción, el humor empleado, o los grandes efectos especiales; lo mejor de toda la película es: El trasero de Scarlett Johansson.

Bromas aparte y fuera del hecho de que estoy completamente enamorado de Scarlett mucho antes de que siquiera esta película fuera boceteada, este es un error que no le puedo perdonar a The Avengers; hacen demasiadas tomas del trasero de Johansson, digo, las agradezco y aprecio tanto como cualquier hombre, pero me molesta que le pongan tanto énfasis a las chicas guapas de las películas y a sus atributos; es otra forma de vender la película, lo entiendo, pero la película sería igual de buena sin enfocar cada 10 minutos su trasero; ok, es claro que fue de lo mejor de la película, y no me quejo de ni un sólo segundo que se perdió enfocándose en ella y su cuerpo, pero no era relevante a la historia en absoluto. Se los perdono además porque en el cómic es habitual hacerle ese mismo close-up, a la Viuda Negra (y a casi todas las heroínas de los cómics), además de que Natasha suele ser “un poco” sexual en su contraparte escrita.

Otro punto malo es Mark Ruffalo. No tengo nada en contra del actor, y su actuación en esta película no fue mala, pero tampoco lo fue excelente. Deteste sin embargo el cambio de actores entre Bana y Norton para el papel de Bruce Banner, y que en la siguiente aparición lo volvieran a cambiar, fue el colmo. Insisto que no tengo nada en contra de Ruffalo, pero creo que Marvel o Dsney en este caso, debe dejar de estar jugando y mantener un personaje estable, pues el cambio de rostros a cada instante le quita un poco de la esencia que el mantener el de los demás le daba.

Debo también quejarme del disfraz del Capitán América. Me gusto el que utilizaron en su película su película homónima, y esperaba que lo mantuvieran; un disfraz que semejaba un verdadero uniforme militar, y no sólo mallas. Hubo sentimientos encontrados en ese aspecto, y al parecer los ejecutivos decidieron irse por la segunda opción, y si bien no trae mallas el Capitán, su traje no me gusto en absoluto (en especial el casco). Cosa opuesta fue Hawkeye, a quien confiaba en que no pusieran ese terrible disfraz morado en la película, pues siempre lo he detestado, al parecer escucharon mis plegarias y le brindaron un atuendo negro, aunque me habría gustado más si llevara “pistas” de cuando actuó bajo el manto de Ronin.

Me he excedido escribiendo esta vez sobre la película, así que hay que terminar.

The Avengers es una muy buena película que nos mantendrá entretenidos todo el tiempo que dura. Una historia muy bien contada, y que a diferencia de lo que fue Thor, me convenció el argumento que se presento y me hizo “creerme” lo que ahí sucedía. Detalles más, detalles menos, creo que es una excelente opción para disfrutar en el cine, que desquita el costo de la entrada, y que nos da una historia y actuaciones que pueden mantener contento a la mayoría de los fanáticos de los cómics, pues no se excede como otras adaptaciones o se sale de su papel.

Yo no mato personas. Tal vez es solo otra timidez con la que cargar. Tal vez no. No hay forma de decirlo en realidad. Es posible que, simplemente nunca nadie me ha causado tanto interés como para que me preocupe lo suficiente como para terminar su vida. En general los evito a todos. A la mayoría. Son las 4 de la mañana y el cielo esta hermoso. Arriba, bien alejado de esta habitación, y de esta cama y de esta opresión inevitable del sueño. Yo odio dormir, pero siempre tengo que dormir (es eso o la locura). Pelear contra unos parpados pesados es solitario, pero ocupar el tiempo de esta forma te permite una cierta sabiduría en ciertas cosas, que a lo mejor son triviales como la mayoría de las cosas. Empiezas a familiarizarte con una tristeza impoluta y con todas esas contemplaciones mortales, sucias y consumidoras. Y empiezas a odiar a aquellos que transforman esas cosas en actuaciones irrisorias, y que las tuercen en una moda mas. No se trata de botas con hebillas de calaveras, o maquillaje blanco en una piel fea. Todo esto pierde sentido cuando lo rebajas transformándolo en un “estilo”. Pero aun con todas esas cosas irritantes presentes, aun mantengo mi disposición al sol. Tener pensamientos dolorosos la mayoría de las veces es algo que aceptar como normal, y, en algún momento, se transforma en parte de las cosas que te animan a seguir. Todo es divertido, pero de ninguna manera esto te vuelve invulnerable a los efectos de un mal día. Aunque yo manejo esto muy bien. O sea, aun no he asesinado a nadie. Aun…

A %d blogueros les gusta esto: