archivo

Archivos Mensuales: agosto 2012

Finalmente y después de unas vacaciones forzosas debido a falta de Internet, regreso a escribir en este mi blog que tengo tan abandonado, y hoy a propósito de ser miércoles de película, qué mejor película que hablar en este momento, que la popular película de Batman: The Dark Knight Rises. Antes de comenzar con mi crítica, debo aclarar como siempre que pondré algunos spoilers, que si no la han visto pueden arruinarsela completamente, así que si no la han visto, es mejor que no continúen leyendo.

The Dark Knight Rises es la entrega final a la trilogía creada por Christopher Nolan que inició con Batman Begins y The Dark Knight, y que busca terminar de una manera satisfactoria el universo creado por el director.

Es bien sabido la fascinación que siempre me ha producido Batman, es uno de mis personajes favoritos de cómics, y sin duda alguna mi superheroe preferido, recuerdo con mucho cariño las películas de Tim Burton en especial la de Batman Returns, y con gran decepción las dirigidas por Joel Schumacher (y es que vamos quien podría olvidar los “batipezones” ¬¬); estás últimas fueron tan traumaticas que cuando Nolan anuncio su intención de renovar la franquicia, no pude sino estremecerme.

Finalmente llego Batman Begins y ante mi asombro fue una excelente película (no vale la pena ahondar al respecto, por lo menos no hoy), que contó de una manera muy buena, un posible origen del Caballero Oscuro. Se anuncia The Dark Knight, con la presencia de Heath Ledger en el papel del Guasón y nuevamente creí que iba a decepcionarme; Ledger a excepción de un par de películas me desagrada como actor y no creí que estaría a la altura de Nicholson. Gran sorpresa me lleve al ver una película como pocas, y que superaba con creces a la anterior, sobretodo por la excelente actuación de Ledger (sin demeritar a los demás claro está); así que cuando se anunció la tercera parte, no pude sino emocionarme y confiar en que no volvería a ser decepcionado jamás. Graso error.

La película es una excelente opción y no cabe duda que no deben perdérsela, la recomiendo completamente y si no la han visto, corran a hacerlo. Sin embargo siendo honesto, a mi no me gusto. Esto puede sonar a una contradicción y sin duda probablemente lo sea, mas no me gusto la película, pues me creé una imagen distinta de lo que habría de ofrecerme.

Comenzamos con una escena introductoria de Bane, en la que secuestra a un físico nuclear, escena que claramente quiere lograr el mismo impacto que la escena del banco en su predecesora, pero que falla miserablemente en lograrlo. Continuamos con una Ciudad Gótica que lleva sin ver a Batman por 8 años pues gracias a la Ley Dent se a logrado eliminar gran parte del crimen organizado de la misma y no es necesario ya, y del otro lado a un Bruce Wayne recluido en su mansión, viviendo cual ermitaño y lamentándose aún de no haber podido salvar a Rachel, está parte no me molesta en absoluto, pues es bien sabido que al Bruce de los cómics le encanta culparse por este tipo de cosas, lo que no pude tolerar es la introducción del personaje de Blake, quien con sólo ver los ojos de Wayne, pudo deducir que esté era Batman, y a Wayne, que sólo porque Blake le haya pedido que regresara a la andadas, lo hace después de 8 años.

El personaje de Bane comienza muy bien realizado, un Bane al que creí que finalmente se le haría justicia después de la porquería que fue en Batman & Robin, un Bane que al igual que su contraparte de los cómics, se muestra inteligente, culto, pero con ese aire de sociopata que prueba ser un reto para el Caballero Oscuro. El de Gatubela logro cumplir mis expectativas (pues no esperaba mucho de él), Hathaway estuvo a la altura de su papel y aunque no supero a Michelle Pfeiffer, logro mantener un personaje lo suficientemente balanceado durante las más de dos horas de la función.

Tomas bastante buenas, y peleas igual de geniales, debo manifestar mi agrado especialmente por la  primer pelea de Batman y Bane, pelea en la que pude ver muchos aspectos del cómic reflejados y que me hizo casi brincar pidiendo que Bane le rompiera la espalda a Batman, y contenerme para no aplaudir cuando lo hizo; y esa escena antes del final, cuando los policías se enfrentan a los maleantes, igual de genial. La aparición de Crane fue una grata sorpresa para mi también, el verlo como juez de aquellos que se oponen a las nuevas reglas de Bane fue genial, aunque debo admitir que de imaginar la misma escena, incluso con los mismos diálogos, pero de juez al Guason, habría sido infinitamente mejor, más la muerte de Ledger nos privó de la que pudo haber sido una de las mejores escenas de la película, pero que no hace que esta película sea menos imperdible de lo que es.

Qué tiene de malo entonces me preguntaran, por principio de cuentas, es una película demasiado predecible, y digo demasiado, porque por ejemplo, desde que se menciona el proyecto de energía limpia, imagine que sería transformada en bomba por Bane; cuando Alfred habló de como en sus vacaciones esperaba ver a Bruce casado y con una familia, instantáneamente supe que Batman aparentaría morir, para las escenas finales ser de Alfred viéndolo en ese restaurante con Gatubela; y la peor de ellas y que me resistí a creer hasta el final, la de Robin Blake.

Este último personaje fue una de las cosas que más deteste de la película, pues desde un principio te manejan la idea de que el quedaría como un buen Robin y que me resistí a creer en gran parte por el nombre del mismo (digo es que habiendo varios Robin’s de quien escoger, por qué crear uno nuevo) y finalmente se consuma así, dejándonos con la idea de que él será el próximo defensor de la ciudad.

Me sorprendió mucho la aparición de Talia (aunque debo decir que preferí que apareciera ella a que Bane fuera hijo de Ra’s), pero fue precisamente su aparición la que me arruino gran parte de la película, y que me hace decir que no ha habido hasta la fecha ninguna película en que se le haga justicia a Bane. Bane en los cómics es uno de los peores enemigos a los que se podría enfrentar Batman, pues no sólo tiene la destreza física para igualar o superar al murciélago, sino que tiene un intelecto casi a la par; comienza en la película con algo parecido a su contraparte de historietas, pero con la aparición de Talia vemos que Bane no fue más que un peón, un vil sirviente de un amo más inteligente, y eso, eso es algo que me molestó de sobremanera.

Hay algunos otros detalles que podría mencionar más creo que con esto basta para que se den una idea de a lo que me refiero. The Dark Knight Rises es sin duda una de las mejores películas del año y por lo mismo no deben perdérsela, es un buen final a la excelente trilogía, pero que fallo terriblemente en algunos aspectos, sin embargo eso no evita que se pueda apreciar.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: