Viernes de Lectura: Hannibal.

La primera vez que me acerque a una obra de Thomas Harris, fue en su versión cinematográfica  “El Silencio de los Inocentes” como se conoció en estos lares, fue una película que me fascinó desde la primera vez que la vi, y es que aunque su protagonismo es secundario, Anthony Hopkins se robo completamente la pantalla, con su excelente interpretación del Dr. Lecter (misma que lo hizo ganador de un Oscar). El libro no lo leí sino hasta hace unos años, siempre que lo buscaba no lo podía conseguir, y me tenía que conformar con las películas. Eventualmente pude conseguir el libro de Dragón Rojo, y de Hannibal Rising, pero Hannibal fue un libro que apenas hace un par de semanas tuve la oportunidad de leer.

***SPOILERS***

El libro nos transporta siete años después de lo sucedido en El Silencio de los Corderos. El Dr. Hannibal Lecter escapó de la policía y está viviendo una vida tranquila en Florencia, donde puede darse el gusto de trabajar en un museo, sin embargo debido a un pequeño tropiezo en la carrera de la agente Starling, de quien el Dr. sigue muy pendiente, este envía una nota para “reconfortarla” y nuevamente la atención se posa en su paradero. Principalmente por Mason Verger, uno de los antiguos pacientes del Dr., quien tuvo la fortuna o mala suerte, de sobrevivir a una sesión de terapia con él, y que está dispuesto a obtener su venganza.

El comienzo del libro es bastante flojo siendo honestos, y no consigue atrapar al lector sino hasta un poco más avanzada la novela. Disfruté bastante con la representación que se le da al Dr. Lecter, sobretodo después del bodrio que fue Hannibal Rising, pero siento que otros personajes carecieron de el suficiente desarrollo, sobretodo Starling, aunque se compensa con la novela anterior.

El libro tiene momentos en que flaquea, pero suele recompensarlos con las apariciones de Lecter, quien rescata aquellos puntos en que nuestra atención podría empezar a declinar con la obra. Narrado de una forma buena, el libro hace que imagines con bastante claridad lo que describe (aunque el haber visto la película antes, también ayuda bastante), debo en especial hacer mención de una parte en la que el el Dr. Lecter cocina el cerebro de una de sus victimas y que no pude evitar que mi boca salivara del antojo, y es que por raro que pueda sonar, el leer como describía esto, desde los ingredientes hasta la preparación, hizo que se me antojara terriblemente (lo cual imagino era precisamente lo que el autor quería lograr), y que me sintiera mal por haberlo pensado.

Un libro para leer cuando no haya nada más que hacer, o que sirve en esas tardes lluviosas sentado al lado de una ventana. Si bien hay mejores opciones en la novela policíaca, creo que el libro cumple con creces su cometido, y nos permite entrar y ahondar un poco más en lo interesante de un personaje como Hannibal el Canibal.

Anuncios

Mientanos la madre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: