archivo

Archivos Mensuales: julio 2012

Hay un viejo dicho que menciona que las segundas partes nunca son buenas, nunca he hecho mucho caso a él, pienso que hay segundas partes excelentes y podría mencionar varias sin duda alguna, en el caso de la película de hoy Ghost Rider: Spirit of Vengeance desafortunadamente el dicho se cumple.

Aún recuerdo la primer Ghost Rider, nunca he sido fan del cómic (si bien lo he llegado leer), pero dije, se ve una película interesante, y en esas épocas ademas Nicolas Cage era un actor que aún hacía buenas películas. Que decepción me lleve al verla, una película irrisoria, con algunos efectos buenos debo decirlo, pero que en su gran mayoría era una decepción completa.

¿Recuerdan que mencione películas que consideraba horas de mi vida perdidas? Bueno, pues creo que podemos ir agregando esta película a la lista de ellas.Y es que en verdad que pésima película es, imaginen que incluso hace que la primer Ghost Rider parezca buena comparándola con esta, así de mala es.

Una historia que carece de una buena introducción y que apenas comienza te das cuenta de la linea en que iras (en que no vale madre la película básicamente). Personajes que dan lastima al verlos en pantalla, en especial dos de ellos el niño que interpreta a Danny, y Ciarán Hinds que interpreta a Mephisto o Roarke. El primero que desde que aparece en escena dan ganas de lo que asesinen de la forma más dolorosa posible, y el segundo simplemente da lastima, no te crees la idea de que sea “el diablo” durante ni un segundo, es más da risa el sólo pensarlo.

Los demás personajes no ayudan en absoluto, no hay un sólo actor cuya aparición en la película haya disfrutado, ni siquiera Cage (quien todavía creía que podía ofrecer una actuación decente), que nos ofrece una de las peores actuaciones de su carrera sin duda alguna, tanto así que si comparáramos de nuevo está película con su precuela, por la anterior se merece un Oscar.

Película que no tiene ni pies ni cabeza, película a la que le quisieron agregar escenas como de cómic que lo único que logran es hacer que no te den ganas de leer el cómic; una fotografía pésima y un guión que debieron haber tirado a la basura apenas se escribió y prenderle fuego. Espere bastante para verla pues creí que iba a ser mala, pero en verdad que no estaba preparado para esta clase de porquería. Definitivamente no se las recomiendo más que cuando tengan que torturar a una persona, no dudo que 15 minutos después de estarla viendo incluso admita haber asesinado a Colosio.

Hace menos de una semana el CERN (Conseil Européen pour la Recherche Nucléaire) dio en una conferencia de prensa una de las noticias más importantes para la física de particulas (y la física en general incluida) de los últimos años; después de que haber eludido a los físicos por más de 40 años, finalmente se comprobó la existencia de El Bosón de Higgs. También llamado “La Partícula de Dios”, el Bosón de Higgs viene a poner luz en una gama de conceptos que no se tenían claros y que nos ayudaran a comprender mejor el como funciona nuestro universo, tanto en escala microscópica, como en escala macroscópica.

Pero, ¿qué diablos es el Bosón de Higgs? ¿Por qué lo llaman “La Partícula de Dios”? ¿Y de qué sirve su descubrimiento? Bueno, pues aquí en Fukiu intentare responder todo eso de una manera simple.

Comencemos por lo más simple: el nombre.

Peter Higgs es un físico de partículas quien en 1964 junto con otras cinco personas, calculó la existencia de una partícula elemental en el Modelo Estándar de la física de partículas, partícula resultante de un campo que le brinda masa a las demás partículas elementales. De comprobarse la existencia de la partícula, se determinaría que el campo existe (se llama Campo de Higgs por si alguien lo dudaba), por lo que encontrar esa partícula era algo importante por hacer, y uno de los motivos por los que el LHC (Large Hadron Collider) fue creado.

Como ya dije, los científicos llevaban más de 40 años buscando dicha partícula, que si bien, existe en ecuaciones, eso no quiere decir que realmente deba existir (se podría explicar el resultado de esas ecuaciones con otros modelos); uno de los científicos que la estudiaban se llama Leon Lederman, quien escribió un libro llamado “The God Particle: If the Universe Is the Answer, What Is the Question?” (La Partícula de Dios: Si el universo es la respuesta, ¿cuál es la pregunta?), en el que precisamente hablaba del Bosón de Higgs, y de ahí fue bautizado con ese nombre. Cabe aclarar que la mayoría de la comunidad científica detesta ese nombre, y que el nombre de God Particle, se debe más bien a causa del editor del libro de Lederman; Lederman escribió en realidad “The Goddamn Particle” (La Maldita Partícula), reflejando lo difícil y frustrante que era trabajar con ella, pero el editor no pudiendo permitir esa clase de lenguaje en el libro, rebautizo la partícula al nombre que escuchamos actualmente.

Ahora sí: ¿qué diablos es el Bosón de Higgs y de qué sirve su descubrimiento?

En la Teoría Cuántica de Campos, las entidades fundamentales del universo son los campos (como el Campo Electromagnético), y no las partículas. Estás ultimas son representadas como oscilaciones o cambios dentro de los campos. Por ejemplo las perturbaciones dentro del campo Electromagnético son llamadas “Fotones”, mientras que las perturbaciones en el Campo de Higgs, es precisamente el Bosón de Higgs.

El Modelo Estándar de la Física, es un modelo que explica la mayoría del universo a nuestro alrededor, cuando ese modelo estaba siendo desarrollado se descubrio que aunque explicaba gran parte de lo que proponía, para que funcionara muchas de las partículas involucradas no debían de tener masa, cosa que claramente no podía ser, pues aunque muy pequeña algunas la tienen, así que tenía que encontrarse un mecanismo que incorporara la masa a estas partículas, que fue lo que finalmente expondría Higgs.

En este mecanismo llamado “El Mecanismo de Higgs”, las partículas ganan masa al interactuar con el Campo de Higgs que existe en el espacio (por espacio me refiero a todo lo que nos rodea, no al espacio exterior), ya que en el Modelo Estándar a temperaturas altas tales que no se rompa la simetría electro-débil todas las partículas no tienen masa, cuando se alcanza una temperatura crítica el Campo de Higgs se vuelve taquionico se rompe la simetría, y los bosones W y Z adquieren masa, al igual que algunos fermiones. Este acercamiento permitió el explicar algunos fenómenos, sin cambiar radicalmente aquello que ya se había probado correcto anteriormente, y todo con la aparición de ese campo que les da masa a las partículas.

Es así como algunos consideran al Campo de Higgs como la energía en el vacio de la que todo surgió, y que dentro de las sucesivas rupturas de simetría, cambios de temperatura y densidades, fue lo que probablemente genero al universo al alterar a las fuerzas electro-debiles y fuertes, pues se cree que estas estaban unidas en una sola. El campo sirve para darle simetría a las ecuaciones existentes en la actualidad, pues el vació es el que generalmente se lleva la culpa de muchas de las complicaciones que surgen al tratar con partículas.

Para que se cumpliera todo lo anterior, cuando las partículas interactuarán con el Campo, este debía de generar como “residuo” un bosón, pero al mismo tiempo se descubrió que de existir dicho bosón, sería muy difícil de detectar pues sólo existiría por una fracción de segundo antes de  degradarse y desaparecer. Además la energía requerida para generar dicha partícula es tal, que solamente un acelerador masivo de partículas (como el LHC) podría ser capaz de crearlo y obtener rastros de su degradación, a esto debemos de sumar las miles de millones de partículas que se tienen que descartar antes de obtener una que funcione como el Bosón de Higgs, y de ahí corroborar que no haya sido todo tan sólo un error.

Es por eso que el descubrimiento de esta partícula es tan interesante e importante dentro de la Física, y que sin duda hará acreedor a quienes la generaron a un Premio Nobel en los próximos años. Hay muchísima más información referente a esta partícula y su interacción con las fuerzas de nuestro universo, sin embargo se pone un poco más complicado, mas si no les importa eso, los invito a investigar por su cuenta un poco más al respecto.

¿Se han encontrado con esas ofertas que uno simplemente no puede dejar pasar? Este libro fue una de ellas, en El Sotano lo encontré valiendo 35 pesos de un precio regular de 215, así que dije, bueno, por qué no, y lo compre (por cierto que me lleve también el de “El Silencio de los Corderos” al mismo precio).

Vincent Landel es un autor que no conocía sino hasta esta obra, obra en la que nos lleva a la China de la Dinastía Ming; una China que demuestra su poderío incluso en esas épocas.

Tenemos una premisa simple y muy conocida, Cheng Liang es el comerciante más poderoso del mar de China, y pronto terminara de sellar aún más su poder al unir en matrimonio a su hijo con Shennong, la bella hija de uno de sus rivales. Pronto el compromiso se ve manchado con el asesinato del tesorero de Cheng, y la marca que deja el asesino augurando aún más crimenes.

La novela historica creo que es un genero difícil, no tienes tantas libertades como en otros géneros a la hora de narrar tu historia, pues a final de cuentas te tienes que sujetar a lo que ya esta escrito. Este libro abusa un poco de esa libertad, pues si bien no conozco mucho de la China del siglo XIV, creo que gran parte de la narración esta demasiado exagerada en concordancia con la historia.

Secuestros, asesinatos, lujuria, traición, sabotaje, trafico; esos son los temas que encontramos narrados en esta historia, que aunque insisto los siento un poco exagerados, no evita que el libro sea entretenido, aunque imagino que pasara sin pena ni gloria ante críticos más especializados.

Sin duda fue un acierto el comprarlo en esa oferta, pero debo decir que no habría gastado los 215 pesos del precio real por este libro. Si les gusta la novela histórica léanlo, y si no, no lo recomiendo, los personajes no me terminaron de convencer, y la historia, bueno ya lo repetí lo suficiente, además de que no me convence el ritmo en como avanza.

Zeus, Thor, Ilyapa, Lei Tsu, Perun, Raijin, y decenas de dioses más en distintas culturas servían como explicación al fenómeno de los rayos. Y es que desde el inicio de nuestra civilización, esos poderosos haz de luz nos han fascinado, pero era el desconocimiento por la ciencia lo que hacía atribuirlo a la irá de muchas deidades. Hoy día sabemos que aunque aún majestuosos, los dioses no tienen nada que ver con ellos. ¿Qué son y cómo se forman los rayos entonces?.

Antes que nada conviene que separemos los términos de Rayo, Relámpago y Trueno.

El Rayo es una descarga eléctrica que se produce en las nubes, llena de una increíble energía que según recuerdo en las míticas películas de Volver al Futuro, el Doctor Emmett Brown nos decía que tienen hasta 1.21 gigawatts, parecida a la energía de una reacción nuclear, aunque no necesariamente es así como mencionaré más adelante; los rayos son un claro ejemplo del plasma, uno de los estados de agregación de la materia..

El Relámpago es el resplandor que se produce en las nubes por la descarga eléctrica, al igual que los Rayos, estos siguen  una linea de gradiente de voltaje a través de la nube, pero a diferencia de estos, los Relámpagos nunca tocan el suelo.

El Trueno por su parte es el sonido que produce un Rayo, este surge cuando el último calienta instantáneamente el aire a temperaturas impresionantes, este aire aumenta su volumen y se expande gracias a ese aumento de temperatura, pero al mezclarse con el aire frio baja de golpe su temperatura y se contrae, la onda de choque que se genera por esta expansión y contracción es la responsable del característico sonido.

El cómo se originan los rayos sigue siendo un tema de debate entre los científicos, sin embargo se ha avanzado mucho en su estudio.

La más sencilla de las explicaciones nos dice que las gotas de agua pequeñas suelen ser arrastradas a la parte alta de la nube, donde se unen a más gotas en el camino y llegan a la parte más fría, es aquí donde estás se transforman en pequeños cristales de hielo, muy pesados para que los soporte el aire, así que comienzan a caer por gravedad. Al estar cayendo, se encuentran con las gotas de agua que van subiendo y chocan unas con otras, este choque hace que se liberen  cargas, llevándose los cristales de hielo la carga positiva, y las gotas de agua la negativa. Pronto la nube se encuentra con bastante carga positiva en la parte baja, y carga negativa en la parte alta, pronto el potencial eléctrico se vuelve lo suficientemente alto como para que ocurra una descarga, y es ahí donde se origina el primer rayo.

Pero, ¿por qué algunos caen a la tierra?

Bueno, mientras que la nube se va cargando electricamente, una carga igual pero de signo contrario surge también en la tierra, y nuevamente por potencial eléctrico llega un punto en el que surge a través de estas cargas una descarga, que sería el rayo cayendo a la tierra. Esto mismo es responsable de que algunas veces hayan rayos que suben de la tierra hacia la nube.

Existen muchos tipos de Rayos, de los que desconozco la mayoría, conozco tan sólo aquellos que van de Nube a Tierra, de Tierra a Nube, y los de Nube a Nube, aunque repito, hay más.

El voltaje que tiene un Rayo depende de la longitud del mismo, se estima que tienen alrededor de 1 Megawatt por metro, midiendo en promedio un kilómetro y medio, y se menciona que el punto cúspide de poder o energía que libera el Rayo se puede medir hasta en un Terawatt, mucho más de lo que hablaba el Doc. La descarga calienta el aire alrededor hasta en temperaturas de 20,000ºC, correspondientes a casi tres veces la temperatura del Sol.

La probabilidad de que te caiga un rayo varia de acuerdo a muchos autores, pero va de 1 en 2,300,000 a 1 en 7,000,000; así que no hay que temerlos mucho (el miedo a los rayos se llama Astrafobia si no me equivoco), y por cierto, no importa lo que hayan escuchado, los rayos sí caen dos veces (o más) en el mismo lugar.

A %d blogueros les gusta esto: