archivo

Archivos Mensuales: enero 2012

¡Cómics! Adoro los cómics, y acabo de ver uno muy bueno que les quiero recomendar y que no les tomará leerlo más de 3 minutos, es una pequeña historieta coreana de terror que no se deben perder.

http://comic.naver.com/webtoon/detail.nhn?titleId=350217&no=31&weekday=tu

Anuncios

“El feminismo es peor que el nazismo wey” fue la frase que hace un par de días me dijo un amigo. No pude evitar reír cuando la dijo, y es que ¿cómo podrían compararse las dos cosas? ¡Claramente el feminismo es mucho peor!

Bromas aparte nunca he sido partidario ni del machismo ni del feminismo, creo que todo el mundo debería calmarse simplemente. Hay que admitir que hay cosas que podemos y no podemos hacer en ambos géneros, no es como si nuestra vida dependiera de probar quien es mejor; unos somos mejores en algunas cosas, otros en otras, punto. La imagen que adorna este post es un claro ejemplo, que bella se ve esa foto con las mujeres, en cambio la misma imagen pero con hombres da asco (que bueno el hecho que sean el elenco de Jackass no ayuda). =S

Pero debo decir que si creo que las mujeres tienen la vida más sencilla, y hay que ser honesto, así es, pueden quejarse todo lo que quieran, decir que están a favor de la igualdad y demás, pero en realidad las mujeres tienen la vida menos complicada que nosotros.

Probablemente recibiré bastantes mentadas de madre por haber dicho eso, “eso es mentira”, “los hombres lo tienen todo más fácil”, “no hay nada más difícil que ser mujer”. Mentira, el mundo aun discrimina, pero ahora es contra nosotros los hombres, ¿no me creen? Mencionemos algunos ejemplos, hagamos una tabla comparando nuestros problemas.

Problema

Mujeres

Hombres

No tienes confianza para hablarle al sexo opuesto.

Ellos te tienen que hablar primero así que no hay problema.

Estas jodido.

No tienes dinero.

El paga.

Estas jodido (literalmente).

Eres aburrido/a.

No importa, es su deber el hacer la conversación interesante.

Nunca triunfaras en una cita, mucho menos en una relación.

Te gustan cosas raras.

Eres una mujer muy interesante.

Eres un raro.

Eres callado/a.

Lo compensas con verte bien.

Eres un raro que no sabe hablarles a las mujeres.

Rechazas a alguien del sexo opuesto.

Claramente no cumplía tus estándares, y se lo hiciste saber.

Eres gay.

Esperas tener sexo en una relación.

Eres una mujer asertiva y liberal.

Solo tratas de cogértela y dejarla después.

No tienes ganas de tener relaciones.

No tienes ganas de tener relaciones.

Eres gay o impotente.

Malo/a en el sexo.

Solo tienes que recostarte y dejar que el haga todo el trabajo.

Estas jodido.

Sufres una violación.

Todo el mundo esta de tú lado, hay decenas de grupos de apoyo, eres una victima y el que lo hizo debe pagar.

Nadie te creé porque es imposible violar a un hombre.

Quieres terminar tu matrimonio.

Te quedas con la mitad de los bienes de tu esposo, pensión, hijos y puedes conseguirte algo mejor.

Te quedas sin la mitad de tus cosas, sin dinero y sólo puedes ver a tus hijos ciertos días.

Tienes un mal trabajo.

Si eres guapa puedes conseguirte uno mejor rápidamente.

Estas jodido, sobretodo si tu jefe te odia.

Tu jefe te odia.

Puedes acusarlo de acoso y es tu palabra contra la suya.

Estas jodido.

Tienes armas.

Eres una mujer que la necesita para defenderse.

Eres narco.

No quieres una boda cara.

Te preocupas por las finanzas y planeas ahorrar para el futuro.

Te jodes, tienes que darle la boda que ella quiere (cof cof cuñado cof cof)

Eres malo/a en los deportes

No hay ningún problema.

Eres un pendejo.

No eres físicamente capaz de realizar el trabajo.

Se puede modificar de alguna manera para que sea más sencillo para ti.

Eres un pendejo.

Eres feo/a.

Aún puedes encontrar a tu media naranja.

A menos que tengas dinero, estas jodido.

Tienes relaciones con un menor.

Ese chico tuvo suerte.

Puedes ir a la cárcel si alguien te denuncia.

Te pones en un plan muy payaso y exiges que las cosas se hagan como tu quieres.

Puedes usar la excusa de que es tu “época del mes” o simplemente las mujeres son más emocionales.

Eres un pinche mamón.

Durante una discusión golpeas a tu pareja sin pensar.

Es un hombre, puede aguantarlo, es más probablemente lo merecía.

Golpeador de mujeres, deberían encerrarte por abusar de esa forma de ella.

Esperas regalos durante San Valentín o alguna fecha especial de tu pareja.

Es un día especial para ti y te deben de consentir.

El sexo cuenta como regalo.

Quieres sentir más placer durante el sexo.

Es esperado y motivado que las mujeres busquen el tener más orgasmos.

Debes complacer a la mujer antes que a ti, sino eres un pésimo amante.

No sabes cocinar, hacer quehacer o tareas de la casa.

Eres una mujer liberal, los hombres y mujeres son iguales, no tienes por que hacer eso nunca más.

Eres un huevón y quieres que tu mujer haga todo por ti.

Te gustan los videojuegos, anime, cómics, o temas geeks.

Eso te vuelve mucho más atractiva para casi cualquier persona.

Eres un perdedor, un geek, sin vida social, deberías salir más y conseguirte un empleo.

Quieres llegar virgen al matrimonio.

Eres una mujer pura e inocente, se te aplaude por tomar esa decisión.

Eres un pinche raro y loco, es más probablemente seas gay.

Eres homosexual o bisexual.

Eso te vuelve aún más sexy, todos los hombres querrán tener algo contigo.

Eres el principal blanco de burlas y discriminaciones, tus amigos se alejan de ti pues no quieren la gente crea que por andar contigo ellos también son gay.

Quieres una amplia variedad de ropa.

Sus opciones son casi sin límite, pueden usar incluso ropa de hombre.

Básicamente solo tienes jeans, playeras, camisas y trajes.

Disfrutas del masturbarte.

Eres una mujer que amplia su conocimiento por su cuerpo y que se aprecia y no necesita de alguien para satisfacerse.

Eres un raro y sin novia.

Tienes ganas de tener sexo casual.

Vas a cualquier bar/antro/etc. Y todos los hombres te intentaran conquistar.

Tienes múltiples rechazos, las mujeres te ven como un cerdo, no te queda más que irte a masturbar.

Rompes con tu pareja.

Obviamente no te trataba bien o probablemente te engañaba.

Probablemente la estabas engañando.

Lloras.

Algo malo debe haberte pasado, todos irán a reconfortarte.

Marica.

No lo se, pero insisto en que es un poco más sencillo ser mujer en estas épocas que hombre, ¿ustedes que opinan?

(No se valla alguien a ofender con lo que puse aquí, todo es con el afán de hacer reír =P).

¿Alguna vez han pensado en la posibilidad de su existencia? ¿En qué probabilidades tenían ustedes de existir? Analicemoslo por un momento.

En promedio, un hombre sano produce según algunos datos 1000 espermatozoides cada segundo, lo que daría un total de 86,400,000 de espermatozoides diarios, otros datos nos mencionan que entre 50 y 150 millones, así que dejemoslo mejor en 80 millones.

Eso significa que en un año se producen aproximadamente 29,200,000,000 espermatozoides. Si consideramos la vida reproductiva de un hombre normal, supongamos de los 12 a los 70 años serian 58 años, tendríamos 1,693,600,000,000 espermatozoides; eso es casi 16 veces el numero de personas que se cree que han existido (106,500,000,000 personas).

Cada espermatozoide tiene su propio código de ADN, así que cada uno de ellos seria una persona completamente distinta, por lo tanto la probabilidad de que tu existieras es precisamente de 1/1,693,600,000,000.

¿Pero acaso eso es todo? Por supuesto que no.

La probabilidad de que tú existieras a partir de tu abuelo es de 1/28,682,809,600,00,000,000,000,000, pues tu padre también existió a partir de una sola célula de él, osease el 0.0000000000000000000000003486408807036811345008544769616990380189% aproximadamente de probabilidades de tú existencia hasta este momento.

Si imaginamos 10 generaciones tus probabilidades de haber nacido son de 1/194137060762278121330272752058273394956697600000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000 aproximadamente.

Suponiendo que cada generación sea de 25 años y que el ser humano ha existido por aproximadamente 200,000 años, eso serían 8,000 generaciones, por lo que la probabilidad de que hayas existido desde el inicio de la raza humana es de 1/306732709431625458758809601706555969755696160336295… (faltan 97780 números más, pero por obvias razones no los escribiré).

Esto es solo considerando a tu padre, tendríamos que agregar las probabilidades de que tu madre fuera concebida, y su madre y la madre de tu padre, y así de nuevo hasta el inicio de nuestra raza. Si consideráramos estos y otros factores más, la probabilidad de que tú existas y estés leyendo esto en este momento es prácticamente 0.

La próxima vez que te sientas deprimido o algo así, piensa que aunque teóricamente es más probable que no existas, estás aquí en contra de todas las probabilidades, así que ¡aprecia el hecho de estar vivo!

Estaba viendo la película “When Harry Met Sally”, un clásico de las comedias románticas y del que salio la frase que pone titulo a este post. Harry conversa con Sally sobre la imposibilidad de una amistad entre hombres y mujeres, pues el sexo siempre se interpondrá.

Es algo complicado de decir eso, pero debo decir que estoy de acuerdo con eso, hay excepciones, pero en general un hombre no puede ser amigo de una mujer pues el siempre querrá tener relaciones con ella. Vendrán las decenas de argumentos en contra, pero seamos honestos, es verdad, insisto hay excepciones, pero eso funciona para casi todos los casos.

También sería cuestión de definir como aplicamos la palabra amigos, un hombre puede salir con una mujer, conversar, salir a cenar, ir al cine, por una cerveza, etc., y todo eso como “amigos”; pero teniendo la oportunidad cualquier hombre tendría relaciones con sus amigas que considera atractivas, punto. ¿Osea que las que no considere guapas están a salvo? No, tampoco, con suficiente alcohol pueden volverse supermodelos ;)

No es que seamos unos cerdos, es solo creo yo algo lógico de imaginar, si hay una chava que encuentro atractiva físicamente, y me llevo perfectamente con ella y congeniamos muy bien, ¿por qué no habría de querer tener relaciones con ella? Y siendo honesto creo que también funciona al revés, las mujeres piensan en sexo tanto o más que los hombres aunque lo nieguen (mis encuestas así lo han revelado =P).

Sin embargo como bien lo dije hay excepciones, las amigas no tan agraciadas (por no decir feas) no entran en esta categoría porque insisto con suficiente alcohol todo es posible, pero por ejemplo las novias de nuestros amigos a menos que el tipo sea un culero por falta de una mejor palabra, ningún hombre lo haría con la novia de su amigo (las exnovias si se permiten a menos que así haya sido estipulado); pensé en decir también como excepción a las amigas de tu novia, pero no, si pudieras también tendrías relaciones con ellas, es más si pudieras tendrías un trió con ellas y tu novia (sí mujeres). Es simplemente la forma en que funcionan las cosas, no lo podemos evitar, las queremos, nos encanta salir con ustedes y ser sus amigos, pero los hombres siempre querrán tener relaciones con sus amigas.

Y debo decir que si son mujeres muy guapas tengo hasta cierto punto lastima por ustedes, pues les aseguro que el 99% de sus “amigos” hombres (menos los gays), solo salen con ustedes o les hablan esperando que algún día ustedes se animen y los dejen llegar más allá, es algo crudo de decir, pero así es.

Si ustedes mujeres son algunas de las pocas que pueden decir que en verdad tienen amigos hombres y que ni ustedes ni ellos tienen ninguna clase de atracción sexual, me alegro, aprecia esa amistad, probablemente sera la única que tengas así, solo quiero aclararte que aunque el diga que no esta atraído hacia ti no quiere decir que sea verdad.

Y si eres hombre heterosexual y aseguras que tienes amigas guapas y que solo son tus amigas, debo decirte que ambos sabemos que no es así. =P

Eso de reinscribirse por internet a la escuela es una porquería, cada semestre es peor, es como si adrede eligieran los peores horarios posibles. No cabe duda que el día de hoy estaba justo como el niño de este vídeo.

Putas reinscripciones por internet.

Despiertas sin recordar nada después de una noche de alcohol a morir. Haces un chequeo rápido:

  1. Estas en tu cama.
  2. Tienes tu ropa puesta.
  3. No despertaste con nadie.
  4. No estas vomitado.
  5. Aún tienes dinero.

Al parecer fue una noche tranquila te dices a ti mismo. Te metes a Facebook y el corazón se te paraliza, has sido etiquetado en 10 fotos nuevas, tienes 3 mensajes de chavas en tu inbox preguntándote por las llamadas de anoche. Corres a revisar tu celular y te encuentras con por lo menos 5 llamadas que hiciste y el doble de mensajes que enviaste, ¿recuerdas a esa exnovia que tu jurabas que ya habías superado? Pues al parecer el tú borracho no opina igual.

Revisas concienzudamente las fotos en que te etiquetaron, tratando de encontrar algo que te pueda permitir pensar : “ese no soy yo, es alguien que se parece a mi”; pero pronto te das cuenta que sí eres tú el que esta en esas fotos.

Llamas rápido a tu mejor amigo, ese que siempre te ha cuidado, wey qué paso anoche preguntas, y poco a poco él te llena esos espacios en blanco. Pronto te recuerdas a ti bailando; recuerdas a esa gordita que te fajaste y a quien casi juraste amor eterno; recuerdas como lloraste después de marcarle a tu ex para decirle que era una zorra y la odiabas por haber roto contigo pero que aún la amas y darías todo por regresar con ella; te recuerdas vomitando en el baño; como intentaste ligar a la chava más guapa de la fiesta y según tú lo estabas consiguiendo; vomitando en la maceta; lo moretones que tienes en la espalda de cuando te caíste por las escaleras; tu “pelea” con quien tu creías era el tipo mas mamado del lugar pero tu amigo te dice que solo fue tu sudadera que se te enredo, y tu creíste que alguien te estaba golpeando; esa otra gordita que también te fajaste y que estaba peor que la primera; y a ti vomitando de nuevo en el trayecto a casa.

No volveré a tomar alcohol por el resto de mi vida te repites una y otra vez; ¿cómo volveré a ver a la cara a todas esas personas? Sales a la calle y te encuentras a tus amigos en el punto de reunión habitual, los escuchas murmurar mientras te acercas “¿qué pedo con ese wey la neta? Sí cabrón se paso de verga”. Te imaginas mudándote a otra ciudad, tal vez ahí puedas huir de lo que hiciste.

¿Qué pedo? -preguntas con miedo- ¿De qué hablan? -Pues aquí de las mamadas del Paco. -¿Paco? -Sí wey. -¿Pues qué paso o qué? -¿No mames no supiste? En la peda de anoche el wey se cago -¿Qué? -Sí wey, el cabrón se cago encima y se quedo jetón en las escaleras, se paso de verga el wey.

Te dan ganas de ir a besar a Paco, nadie habla de ti, nadie recuerda lo que tu hiciste, alguien la cago (literalmente) peor que tú, no sabes si reír o llorar de felicidad, al final de cuentas no te tendrás que mudar. Sin embargo decides tomar esto como una lección, no volveré a tomar tanto ya,  comienzas a pensar, esta vez tuve suerte, la próxima quien sabe, es un nuevo día para mi y oficialmente he abandonado el alcohol.

Pero el siguiente fin de semana…

Vas caminando por la calle, tranquilamente y pensando en tus propios asuntos, cuando de pronto y sin previo aviso llega un niño y te dice: “Oiga señor…”, instantáneamente tu mundo se detiene, se te paralizan los músculos, nos escuchas nada más, y el sonido de “señor” vibra en tus oídos. Diablos deberían hacer una película de terror así.

Hemos (o por lo menos he) llegado a la edad en que somos “señores”. No se traten de engañar. Sí, les hablo a ustedes, ya estamos viejos. No viejos de tener canas y arrugas, pero ante los ojos de los niños, ya somos adultos.

Yo no me siento viejo debo decirlo, digo tengo 23 años, y aún tengo muchas cosas por hacer. Pero recuerdo cuando era niño y veía a personas de mi edad actual y pensaba que ellos ya eran unos señores. Con mi sobrino es igual, él a sus 8 años, a veces hace preguntas o dice cosas que me hacen pensar en mi edad, cosas como: “Tío, ¿cuándo tu eras niño ya había computadoras?”, “¿Apoco tú conoces Dragon Ball?” “¿Cuando eras niño habían carros?”, y una inolvidable “El otro día vi pelearse a unas señoras tío, ya estaban viejas tenían como 24 años”.

Miro hacia atrás y sonrió al recordar todo lo que pensaba, decía y hacía y me pregunto ¿cómo carajo estaba tan idiota?. Trato de ocultarlo: “no, no estoy viejo, vamos sí tengo 23 años, no es como si tuviera 32 o algo así, ellos sí están viejos, yo aún tengo la energía de un joven”, pero por más que trato de engañarme sé la verdad.

Me encuentro viendo alguna caricatura con mi sobrino y pienso que las de mi época eran mejores (que eso es verdad), veo a chavos de preparatoria y secundaría y me sorprendo de como “la juventud de ahora” esta tan echada a perder. Sí, cada vez me estoy volviendo más viejo.

Mas sin embargo, para los demás aún estoy en ese umbral, ese umbral donde no eres un adolescente, pero aun no eres un “adulto”, la forma más fácil de comprobarlo, es cuando te intentas ligar a una chava de 18 y te dice que eres algo grande para ella, pruebas con una de 28 y te dice que estas muy chico para ella, y tú te quedas pensando ¿qué carajo pasa aquí?. Recuerdas que creías a esta hora ya tener solucionado todo, imaginar que para este entonces tendrías tu vida casi resuelta, y darte cuenta que no es así, que de hecho estas muy lejos de lograrlo.

Pero de pronto, poco a poco, el mundo comienza a avanzar de nuevo, tu cuerpo segundo a segundo se relaja, y “señor” deja de vibrar en tus oídos, escuchas por fin la frase completa: -Oiga señor, ¿me podría decir que hora es? -Son las 12:10. -Gracias. Terminas caminando de nuevo y dicendote, a la chingada todo, yo se que estoy joven y me vale madre lo demás.

A %d blogueros les gusta esto: