Miércoles de Película: Wrath of the Titans.

Recuerdo cuando era niño haber visto “Furia de Titanes”, una película que hizo que me interesa en la mitología griega al quedar fascinado por lo que vi ahí (bueno eso sumado también a los Caballeros del Zodiaco siendo honesto); cuando se anuncio su remake, debo admitir que lo esperaba con ansias, pues siendo la original una película que había disfrutado mucho, el remake confiaba que sería lo mismo, pero con mejores efectos especiales.

Que equivocado estaba.

Sin entrar en muchos detalles, fue una película terrible, modificaron la historia de la original (y ni que decir de la mitología) a su antojo, y nos brindaron una trama irrisoria, unos efectos que pudieron mejorarse de sobremanera, pero lo peor, unas de las actuaciones más planas que vi en ese año probablemente. Quede simplemente decepcionado.

Pronto se anuncio una secuela para dicha película, pues aunque las críticas eran pésimas, recaudo casi 500 millones de dolares en el mundo, y obviamente cuando se ve dinero…

Situada 10 años después de la primera, Perseo ha dejado atrás la gloria de haber sido el héroe que elimino al Kraken y ha decidido vivir con su hijo como simples pescadores. Una noche Zeus llega y le advierte que los poderes de los dioses se debilitan cada vez más y que las paredes de la prisión del Tartaro pronto no podrán contener a Cronos, así que le pide su ayuda para eliminar esa amenaza que se cierne sobre el mundo, pero Perseo no se muestra interesado. Zeus, Poseidon y Hades se reunen para decidir que hacer en el Inframundo, pero nuevamente Hades traiciona a sus hermanos con la ayuda de Ares el dios de la guerra y juntos planean liberar al titan; el mundo esta en peligro y Perseo deberá abandonar su retiro y salvar nuevamente a la humanidad.

Espere con recelo esta película, con bastante recelo, y cuando finalmente llego a los cines, la verdad no me dieron ganas de verla, recordaba bastante bien a su predecesora y lo poco que me gusto, así que mejor decidí esperarme y bajarla. Finalmente ayer fue el día que le dedique tiempo a verla.

Y siendo completamente honesto, no hay una sola mejora entre la anterior y esta. Es más, si es que es posible, incluso empeoro.

Nuevamente tenemos una historia que da risa, efectos que veo peores que la vez anterior (y es que ese Cronos en verdad da lastima) y como siempre las actuaciones. Sam Worthington es un actor  de esos que deben de ir a tomar unas clases de actuación, al grado que debo decir que The Rock es para mi un mejor actor que el australiano.

No sirve en papeles “dramaticos” como en Avatar, y en películas de acción, carece del carisma necesario para hacerlas funcionar, es aburrido el verlo en pantalla sin importar la cantidad de efectos que le metan a la película, y esa cara que pone de que le da hueva lo que está haciendo, no ayuda en absoluto.

Una increíblemente mala película, que solamente deberían ver cuando no tengan nada mejor que hacer, este lloviendo afuera a cantaros, y ustedes no se puedan mover en absoluto, sólo en esa situación se recomienda el verla.

Anuncios

Mientanos la madre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: